La Verdad

Avance: Este es un escrito irreverente, a veces grosero que podría ofender a más de alguno.  También es esencialmente humanista y escrito en chilensis. Es la pura verdá…

Sería interesante que una vez al año en todo el planeta pudiéramos por un día decir exactamente lo que pensamos y como lo pensamos. Los otros 364 días lo haremos de acuerdo a los convencionalismos sociales y no ofenderemos a nadie y mentiremos sin arrugarnos.

Más aún, convenceremos a nuestros hijos que “hay que decir la verdad siempre” y les insistiremos de que es mejor la verdad a pesar de las consecuencias. Nos llenaremos la boca de frases hechas con respecto a este tema, y sin ni siquiera pensarlo dos veces, nos auto convenceremos y convenceremos a otros de que “la verdad al frente” es lo que hacemos, queremos, respetamos y enseñamos.

Nada más lejano de la realidad.

Pero ese día magnífico, podremos ser veraces y podremos al menos tratar de hacer lo que predicamos los otros 364 días.

Ese día estaría marcado por diálogos extraordinarios…

 —————————

“Buenos días don Ernesto, como amaneció?”

“Como las huevas señorita Sofía, como las reverendas pelotas…”

“Bah, que bueno que me lo dice, porque yo también, y la verdad es que le pregunté de puro educada no más. En realidad me vale verga si amaneció bien o mal. En realidad, mejor si ni se aparece por la oficina porque lo encuentro un sobrado, un ignorante y un explotador”

“Ah, que bueno que me lo diga porque la única razón por la cual la contratamos de recepcionista es porque tiene muy re buenas piernas y es bien bonita, pero el resto, mejor ni hablemos…”

“Aló, si señorita. Está aquí al lado mío y a pesar de que no tiene ningún interés en hablar con Ud. Igual se lo pongo al habla…”

(Tapando el auricular con una mano) “Pero Doris, si te dije que le dijeras que no me encontraba…”

“Bueno, este es el día que no necesitamos mentir, así que le dije lo primero que se me ocurrió…”

“En realidad, tienes razón, se me había olvidado…Aló, si señorita, él mismo habla. Qué la secretaria le dijo que no quería hablar con Ud.? Así es. No tengo el menor interés, ni me gusta hablar huevadas por teléfono y no me interesa lo que me tiene que mostrar. Ya lo que trajo el otro día era suficientemente mediocre para decirle que de una vez por todas la corte y no siga llamando…Chaíto.”

“Doris, dile a todos los que llaman lo que mejor se te ocurra. Y yo estoy en la oficina y solamente quiero hablar si llama la Paulina…Ay, esa Paulina tiene una voz que me mata…”

“Y ud. No lo hace nada de mal, don Rodolfo…”

“De veras, Doris? Tú encuentras que tengo una voz interesante?”

“Así es don Rodolfo. La primera vez que lo escuché hablar por teléfono, cuando llamé por la pega me encontré toda mojada después de la conversación…”

 ———————-

“Oiga caserito, como están esas alcachofas?”

“La verdad, mi caserita, es que están bien penca. Las compramos a precio de huevo hace 4 días atrás y estoy tratando de vendérselas con una ganancia del 500%, y no están buenas para nada. Si yo fuera Ud. no me las compraría ni cagando…”

“Vaya con eso de decir la verdad…Ya me lo sospechaba, pero la verdad es que sus alcachofas me dan lo mismo. Estoy más interesada en los melones…como están esos meloncitos?”

“Mire, caserita, antes de responderle con la firme, déjeme preguntarle…Y como están sus meloncitos…?”

“Ay viejo degenerado…! Ya tenías que salir con eso”

“Pero caserita, compréndame. Este es el único día en que le puedo preguntar…”

“Y a decir verdad…le gustaría probarlos?. Ya, déjese de vender porquerías y vengase al sótano pa que les eche una probadita. Total, hoy día es el único día en que puedo admitir que ganas no me faltan…”

 ————————-

“Y mis estimados amigos que hoy se han reunido en esta sala a escuchar la situación económica por la que atraviesa nuestro país, quisiera decirles como lo hago siempre, que las cosas no pueden marchar mejor. Pero para honrar este magnífico día de la verdad, y por haberme ustedes dado la oportunidad de servirlos como su presidente, al menos hoy, les comunico que estamos al borde de la bancarrota. No tenemos ya nada más que vender, ni prestar ni arrendar. Hemos hecho el pasaje total y absoluto del patrimonio nacional a las manos privadas y estamos hasta el cogote con las deudas y los intereses. Mis estimados, les comunico con disgusto y sin pretensión, que estamos en pelotas…Tal cual lo afirmo hoy día, como nación estamos en una pobreza que ni me la quiero imaginar para las futuras generaciones…”

“Señor Presidente, creo que debería renunciar como tal, al no haber sido capaz de representar al pueblo y al haberlo engañado miserablemente por dos años consecutivos”

“Efectivamente, debería renunciar y aprovechando la situación especial en que nos encontramos, así lo hago en frente de todos ustedes y en frente de todos aquellos que pusieron su buena fe en mi. Además tengo ganas de ir al teatro con mi señora y de llevar a los niños al zoológico, que ya llevo un año y medio prometiéndolo. Muy buenas tardes, no más promesas que no puedo cumplir, no más falsas esperanzas que alentar…Patricia, ponte el abrigo que nos vamos al cine…”

  ————————-

“Pero viejito, por qué no me lo dijiste antes…?. Cómo es posible que te lo hayas mantenido en secreto por tanto tiempo. Qué vamos a hacer ahora…? Qué será de los niños…?”

“Así es vieja, no lo pude decir antes porque la verdad duele. Pero hoy día te lo puedo decir con la valentía que no he tenido durante todos estos años. Hoy te lo puedo decir porque es un día único, y se que mañana me voy a arrepentir.”

“Es raro que no duela como suele doler. Siempre me había preparado para cualquier clase de sorpresas. Me he pensado todas las infidelidades posibles. He creído durante toda mi vida que como es imposible confiar plenamente en otros, me he pasado todas las películas del caso para protegerme de lo inesperado…pero esto no estaba en mis planes…”

“Ya, vieja. Si no es el fin del mundo tampoco.”

“Si, pero que le decimos a los niños?”

“Que les vas a decir..? La verdad, solamente la verdad y tiene que ser dicha hoy, porque solamente hoy lo podemos hacer”

“Niños!, vengan aquí. Tu papá y yo tenemos algo que decirles”

“Que tienen tan importante que decirnos. Nos vamos de vacaciones a Pucón?”

“Niños, tu padre necesita decirles que…Vamos, viejo, estas son tus verdades, así que tú las dirás”

“Bueno, no sé como decirlo, pero hoy me voy de la casa y no volveré.”

“Apuesto a que te arrancas con la secretaria”

“No, el papi se va con la niña esa que vende flores en la esquina”

“No, te aseguro que el papi tiene todo arreglado con la Luchita, la secretaria. Si vieras como lo mira”

“Ya basta niños. Dejen de joder que esto es en serio…”

“Y lo que nosotros decimos también es en serio, o crees que no cachamos ni una?”

“Bueno niños, la verdad es que me voy con el chofer…Lo quiero mucho, desde hace tiempo ya…”

——————— 

“Oye papito, por qué esa vieja nos mira así…?”

“A ver, cómo es que nos mira la señora esa…?”

“No, no es una señora, es una vieja de mierda”

“Hmmm, en realidad es una vieja de mierda y de señora no tiene nada”

“Y…porqué nos mirará así, como si tuviéramos alguna enfermedad contagiosa. No cacho mucho pero si me doy cuenta que nos mira en menos”

“Bueno, vamos a preguntarle. Total, hoy podemos escuchar cualquier barbaridad…”

“Oiga señora, por qué nos mira en menos?”

“Es que les tengo miedo. Y cuando el miedo me apremia, arrugo la nariz”

“Venaiga señora, y nosotros creíamos que era una vieja de mierda cuando en realidad Ud. solo era una vieja miedosa”

“Bueno y ustedes con esa facha son capaces de amedrentar a cualquiera”

“Pero si no tenemos facha de nada. Somos pobres solamente”

“Si, pero la pobreza me aterra…me aterra más allá de las palabras…”

  ————————

“Y qué te parece mi vestido…?”

“Ay, si te queda regio…”

“Oye, me puedes decir la verdad hoy día…”

“Cierto, en ese caso te digo que te queda regio”

“Siempre te pregunto las mismas huevadas…?”

“Si, casi siempre”

“Y no te aburro?”

“Si, hasta las lágrimas me aburres, pero no siempre”

“No se porqué te tengo que preguntar tu opinión en todo”

“Yo tampoco sé porqué”

“Y no te cansa?”

“Crestas, ya empezamos de nuevo”

“Disculpa, pero es algo tan difícil de parar”

“Conoces a Pablo Neruda?”

“Preguntaré huevadas todo el tiempo, pero ni tonta ni inculta soy. Claro que lo conozco”

“El escribió: Me gustas cuando callas porque estás como ausente…”

“Ahh, ahora cacho…es que no puedo parar de hablar”

“Y qué tal si tratas?”

“Y cómo?”

“Nada, mira mi vestido y no el tuyo. Mira mis ojos y no los tuyos en el espejo. Mira esos árboles grandes en el parque…Los ves?. Ahora mira esas hojas verdes y dime qué ves en ellas. Quiero que hables de lo que ves, de lo que observas, de lo que te rodea. Ese es tu mundo y el mío también. No quiero escuchar hoy día, al menos, ni una palabra más sobre ti y sobre lo que yo pienso de ti. Hablemos de lo que es nuestro, y el mundo es nuestro para descubrirlo”

“Adela, el verde es el color de la esperanza…y miro a esas hojas verdes y siento que toda la naturaleza se viste del futuro…”

“No ves Carmelita preciosa, que puedes volver tus ojos hacia afuera…?”

 ——————–

“Oigame, usted está como rana. Me lo voy a tener que llevar”

“Pero mi teniente, si no estoy nada de cocido”

“Como que no..? Habráse visto tremendo escándalo que armó. Usted señor está ebrio de otra manera no me explico su comportamiento”

“Si no hay nada que explicar mi teniente, estoy sin las pilchas solamente”

“Oigame, no soy su teniente y aquí somos todos civilizados y no andamos desvistiéndonos en la calle”

“Si no me desvestí, mi sargento. Me desvistieron”

“Oigame, no me venga a tomar el pelo que me lo llevo ahora mismo”

“No mi sargentito, se lo juro por diosito lindo. Me desvistieron las niñas de la peluquería”

“Ya, no se me ponga confianzudo tampoco. Soy solamente un cabo, así que se dirige a mí como Señor policía, me entendió”

“Clarísimo como la misma noche mi señor policía. Las niñas de la peluquería se me tiraron encima y me dejaron en pelotitas y mejor ni le cuento lo que me hicieron…?”

“Oigame, me está hablando en serio…?”

“Pero mi señor policía, no me haga jurar de nuevo porque mi abuela me dijo que los que juraban mucho se les hacía más larga la estadía en el purgatorio. Todo lo que le dije es cierto, no ve que hoy no tenemos que mentir. Y como no tenemos que mentir, ni siquiera tengo que ir a penquearme, así que ando además de lo más sobrio”

“Oigame, y qué le hicieron?”

“Bueno, entré a la peluquería y me senté en el sillón y una de ellas me preguntó si me lavaba el pelo antes de cortarlo. Yo le dije que si y ahí mismo me puso el champú y me empezó a masajear la sesera. Y usted sabe es bien rico y uno se relaja, pero ademas de masajearme la cabeza me empezó a masajear aquí el pecho y después más abajito y…”

“Y no me diga que le masajeó el que te dije…?”

“École mi señor policía, ahora está viendo la luz. Y claro que me lo masajeó, pero además llegaron las otras niñas y entre todas me hicieron harto cariñito y yo la verdad es que me quedé ahí casi convencido que estaba soñando o que estaba cocido como siempre, pero no, y una de ellas me habló…”

“No te importa que te corramos mano…?”

“Ay…como me va a importar?”

“Bueno, a mi nunca me preguntaron y eso si que me choreaba, así que yo por lo menos pregunto”

“Si, te preguntamos todas…Te molesta…?”

“Y bueno, estoy un poquito cohibido, pero la verdad es que me gusta harto…”

“Ah bueno, entonces seguimos…Te importa si te bajamos los pantalones…?”

“No, para nada”

“Y te podemos sacar la camisa?”

“Oigame, está seguro que no me está chuleteando..? Porque me están dando ganas de cortarme el pelo”

“No, para nada…pero no es lo que se imagina”

“Igual para allá parto. Esto suena muy interesante”

“Oigame, necesito un buen corte de pelo”

“Hmm, no se me ocurre como se lo podemos cortar más corto de lo que lo tiene”

“Bueno, en ese caso necesito una buena lavada de pelo”

“Lo siento pero eso se lo hace Ud. aquí solo cortamos el pelo y la lavada va con el corte”

“Oigame, que yo soy representante del orden”

“Ah si..? Y qué Orden es el que representa…la de las Carmelitas descalzas? Oigan niñas aquí hay un pacomio amenazante…que les parece si le damos el tratamiento…?

“Oigame, eso del tratamiento me interesa”

“Mírenlo al perla, ya se está haciendo ideas. Ya poh niñas, ayúdenme a sacarle la ropa al repre del orden…”

“Oigame, que están haciendo…? Me están dejando en pelotas no más…donde está mi uniforme? Y donde pusieron mi revólver. Y donde está el masaje…? Oigame, ya dejen de joder y desamarrenme las manos…qué carajos se hicieron..?”

“Gladys, que te parece si le damos este uniforme al cabro que vino en la mañana a cortarse el pelo?. De algo le servirá no es cierto?”

 ———————-

“Sabe, mi capitán general…este año el dia de la verdad cae el  11 de Septiembre y aquí está el discurso que tengo que darle al pueblo”

“Meh..! Si igual me achacan a mi todos los males. Espero que ahora se queden contentos en este pueblo malagraecío…”

“Bueno, espero que este sea su visto bueno porque ahora procedo…”

“Dele no más, por lo menos un día al año que se sepa lo que hemos hecho”

Discurso:

“Antes de Mi general éramos pobres pero honrados, ahora seguimos siendo pobres y dejamos de ser honrados

Antes de Mi general éramos un solo pueblo con diferentes opiniones acerca de todo lo que existe, ahora somos un  pueblo dividido sin opinión acerca de nada de lo que existe.

Antes de Mi General éramos un zoológico de choros, caballos, camellos, vacas, burros, etc., ahora hemos sido reducidos a una sola especie, la de los jaguares famélicos.

Antes de Mi General el único peligro real en la población eran los perros que andaban sueltos, ahora son los  humanoides y militares que andan sueltos.

Antes de Mi General no nos alcanzaba la plata para mucho, ahora no nos alcanza la plata para nada.

Antes de Mi General el pueblo tenía voz y voto, ahora no solo la voz perdió sino también el voto.

Antes de Mi General el cobre era de todos, ahora es de ellos.

Antes de Mi General los únicos desaparecidos fueron con fenómenos naturales, ahora ni el peor de los desastres naturales produciría el número de desaparecidos que existen.

Antes de Mi General la única tortura que conocimos fue la de comer cochayullo cuando niños, ahora llevamos las marcas en la piel y el corazón del pueblo.

Antes de Mi General había rencor, ahora hay temor, apatía y odio.

Antes de Mi General no habían muchos dólares, ahora todo se transa con ellos.

Antes de Mi General no existía el chino Rios, solo Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

Antes de Mi General había pobreza, ahora hay la misma pobreza

Antes de Mi General había una constitución, ahora hay algo que trata de parecérsele. Se llama Prostitución.

Antes de Mi General había esperanza e incertidumbre, ahora solo frustración y aburrimiento…y casi se me olvida, McDonalds.

Antes de Mi General teníamos una identidad, ahora ni con el carnet sabemos quienes somos.

Antes de Mi General nadie podía comprar mucho porque los supermercados estaban vacíos, ahora nadie puede comprar mucho porque no nos alcanza la plata.

Antes de Mi General habían problemas de todo tipo, ahora están los mismos problemas y los mismos tipos.

Antes de Mi General jugábamos al pillarse, ahora solo a las escondidas.

Antes de Mi General había Partido Comunista, ahora todavía lo hay a pesar del discurso matonesco.

Antes de Mi General no había Partido Humanista, ahora si lo hay.

Antes de Mi General la siutequería, el mal gusto y la estupidez eran males menores, ahora son una epidemia.

Antes de Mi General flirteábamos con Cuba, ahora nos encamamos con el Tio Sam y encima tenemos que pagarle por el favor.

Antes de Mi General habían tiempos de vacas gordas y flacas, ahora solo hay vacas.

Antes de Mi General el 11 de Septiembre era un día más, ahora es un día más por el cual dividirnos.

Antes de Mi General cuando habían líos se llamaba a los pacos, ahora no hay líos según ellos pero hay más pacos que antes.

Antes de Mi General éramos una nación, ahora solo somos una copia que no tiene nada que ver con la copia feliz del Edén. Abajito del escudo nacional, con letra chiquita dice: “Made in the US”.

Antes de Mi General aspirábamos a ser mejores, ahora sólo aspiramos a ser iguales a otros.

Antes de Mi General la Moneda era un Palacio, ahora lo convirtieron en fuerte.

Antes de Mi General teníamos ideales, ahora solo nos queda la verguenza…especialmente cuando abre la boca.

Antes de Mi General teníamos Democracia, ahora nos han dejado solo Demo…

Antes de Mi General teníamos poblaciones callampa, ahora solo poblaciones. Me pregunto que pasó con la callampa?

Antes de Mi General habían sueños, ahora solo pesadillas e hipnosis.”

Antes de Mi General solamente teníamos a la Cooperativa vitalicia, ahora lo tenemos a él mismo de vitalicio pero nada de cooperativo.

Muchas gracias, hasta el próximo año…”

Fin del discurso 

——————- 

“Me acuso Padre de tener pensamientos impuros”

“A ver, y qué tan impuros”

“Me acuso Padre de querer un mundo mejor”

“Uy, eso si qué es grave mi hija. Un Yo Pecador es lo menos que le puedo dar por ese”

“Padre, es peor.. tengo varios más”

“A ver hija, no tenga temor, cuénteme los detalles”

“Tengo estos deseos…ay, es tan difícil decirlo…”

“No se preocupe mi hija, tómese el tiempo que necesita y acuérdese que todo lo que me dice es estrictamente entre usted, yo y Dios”

“Me acuso padre de tener deseos de justicia…y van creciendo en la medida que los años pasan. Padre se me hacen intolerables a veces y despierto en la mitad de la noche sin saber que hacer…”

“Ay, esto si que se pone difícil. Y qué tan seguido tiene estos pensamientos demoníacos…?”

“Padrecito, casi todos los días. Es atroz. Cada vez que paso por la población me toca ver tantas cosas que no puedo evitarlo”

“Bueno mi hija, este le costará por lo menos tres padrenuestros y cuatro avemarías. Y yo le aconsejaría que se deje de pasar por la población. Uno tiene que evitar los lugares que el demonio frecuenta…”

“Pero padre, si yo vivo ahí…”

“Bueno mi hija, ese no es el ámbito adecuado para una señorita como usted. Considere cambiarse de domicilio…”

“Padre, el asunto no termina ahí…hay más”

“Por dios, hija. Esto es serio, sabe?”

“Si, padrecito…tengo unas ganas enormes de…”

“Si…? Ganas de qué?”

“Bueno, unas ganas de rebelarme tremendas. De mandarlos a todos a freir monos”

“No es nada aconsejable…”

“Si lo sé padre pero estos deseos son más fuertes que yo.

  ———–

Y que diablos es esa historia de humanizar la tierra…?”

“Nada, es bastante sencillo. Depende de tu grado de honradez contigo mismo”

“Oye, no empecemos con indirectas”

“Para nada. Esa fue directa. Te lo digo en serio porque no tengo la menor intención de perder mi precioso tiempo explicando cosas que las vas a discutir internamente. Si me dices derechamente que estás interesado en aprender, te explico, de otro modo seguimos siendo amigos igual que antes”

“Y eso significa que tengo que estar de acuerdo con todo lo que dices…?”

“Ya poh, no te pongai huevón tampoco. Solamente te pido que escuches abiertamente lo que digo y después haces lo que quieres con la información”

“Bueno, ya, dale entonces…”

“Tienes que querer superar el dolor y el sufrimiento. Segundo, tienes que querer la realidad que construyes., y finalmente es tener la disposición para aprender sin límites…”

“Y eso es todo…?”

“Si, eso es. Entonces te tienes que preguntar si construyes alguna realidad…Y si no construyes nada, bueno, en ese caso no hay mucho que querer, verdad…?”

“Ah, ya empiezo a cachar…con razón ustedes son raros. Debajito de cada frase hay una comprensión oculta, no es cierto?”

“No hombre, es transparente, no oculta. Si no construyes nada, que carajos vas a querer? Lo que ya está hecho…eso es lo que hacemos todos. Nacimos en un mundo hecho y se nos fuerza a querer lo que existe. Y el grado de adaptación a esto que es dado, que no tiene nada que ver con uno, lo llaman  “felicidad”. Nosotros decimos que hay que construir la realidad y amar esa construcción…no ves, nada complicado.”

“Y porqué tienen que ser tan rebuscados. Porqué no dicen que uno simplemente debe querer lo que hace y se acabó. Todos entenderíamos fácilmente”

“Precisamente porque no es lo que decimos. Querer lo que haces no tiene ningún valor más allá de la simple adaptación que todo ser tiene que hacer en frente del medio. Y significaría más bien aceptar el mundo tal cual como es, con todas la deficiencias e injusticias. Sería aceptar justamente la deshumanización creciente, sería aceptar el orden absurdo de nuestra sociedad. Y eso es lo opuesto a lo que proponemos”

“Pero yo quiero a mis niños y me gusta mi trabajo y no tengo muchos problemas con el mundo como es”

“Y yo también quiero a mis niños y también me gusta mi trabajo y aunque no lo creas no tengo tantos problemas con el mundo, pero si tengo la necesidad de hacer algo que vaya más allá de ese simple existir. Lo que tu mencionas es la mediocridad de la sociedad en que vivimos. El contentamiento con lo que existe, la simple aceptación de las reglas del juego”

“Y que malo hay en eso…?”

“Absolutamente nada malo. Pero no puedes llamar a eso una construcción. Eso no más, pero malo o bueno, no nos metemos en ese tipo de enjuiciamiento”

“Pero ustedes critican todo lo que existe…”

“Y que malo hay en eso…?”

“Touché…”

“Bueno, y quieres que te explique lo del dolor y el sufrimiento…?”

“Bueno, pero esas son palabras mayores.”

“Ni tanto, todos sufrimos por alguna razón u otra. No es un sufrimiento de esos llorados y con tragedias griegas. Por lo general no es así sino más bien una frustracioncita por ahí, un desencanto por allá, un disgusto por acá, un malentendido permanente por el otro lado, una sensación de vacío que tratamos de llenar apenas podemos, un sentimiento de angustia que le echamos tierrita para que no joda la pita…enfín, nada muy extraordinario, pero la acumulación de todos esos pequeños “sinsabores” son los que constituyen en la mayoría de los casos una vida que se puede definir como contradictoria”

“Oye, pero si es lo más normal que hay tener todos esos problemas”

“Si, es lo más normal del mundo vivir en contradicción. En eso tienes toda la razón y es precisamente por que es tan común que deberíamos hablar más de ello, pero lo evitamos, Y porqué lo evitamos si es tan normal?”

“Bueno nadie quiere andar con cara de amargado”

“Exactamente, pero cambiar la cara no es cambiar la situación…verdad?”

“Sabes, tu lógica me produce risa, pero tengo que admitir que es cierto”

“Bueno, compadre, ahí está el meollo del asunto. Justamente en admitirlo, que poco tiene que ver con ninguna confesión ni huevada por el estilo, es que uno empieza a ver que no es natural la contradicción y que si uno le pone un poquito de empeño, ella tiende a retroceder. Ahí es donde empieza la superación”

“En realidad tan complicado no es”

“No, no es muy difícil. Y mientras más uno le da en una dirección unitiva, mejor. Menos sufrimiento”

“Y qué es eso de aprender sin límites…”

“Te propongo que esa te la respondas tu mismo. Juntémonos mañana y me cuentas que es esto de aprender sin límites. Que te parece?”

“Me huele a que me estas tratando de convencer…”

“No, solo te he dicho lo que pienso. Sin adornos, sin poesía. Hoy te lo digo así y curiosamente aunque mañana podemos mentir hasta que nos cansemos, creo que en nuestro caso no lo haremos…”

 ———————–

“Sabes mi amor. Me acabo de dar cuenta de que te quiero”

“No me agarris para el leseo, no estoy de ánimo”

“No, te lo digo en serio, hoy no tengo que mentir…y te quiero mucho”

“Pero que bicho te habrá picado…qué estás diciendo?”

“Que cuando te miro siento que te amo muchísimo”

“Ay ay ay. Y como quieres que te responda ah?. Que me derrita y te diga algo que no es cierto?”

“No, no quiero que me digas nada, además hoy no se miente”

“Pero no es justo hacer todas estas declaraciones en las circunstancias en que nos encontramos”

“Si, la verdad no es justa, al menos no lo es en nuestro caso”

“Entonces…retiras lo dicho?”

“No puedo mi amor, hoy al menos no puedo”

“Bueno, entonces quiéreme hoy con todo lo que tienes”

“Así lo estoy haciendo”

“Pero si no me estás ni tocando siquiera”

“Justamente, no lo necesito”

“Uf…esto se está poniendo color de hormiga”

“No te preocupes mi amor. Solo te quiero y quería decirlo. Igual te pago por las tres horas que me das todos los miércoles después de almuerzo”

“Y te vas a quedar mirándome por el resto de la tarde?”

“Si…eso es lo que quiero hacer”

 ————————–

“Mamá, dios no existe”

“Oiga mijito, no diga tonteras. Como que no existe?”

“Así es, no existe para nada.”

“Y me puede decir cómo llegó a tan disparatada conclusión. Que no ve, mi amor todo lo maravilloso que existe en este Universo?”

“Claro, mamá, por eso mismo es que dios no existe”

“Ay, cabro leso. Si no sabe ni lo que está diciendo”

“Claro que sé. Dios no creó nada de lo maravilloso del Universo simplemente porque no existe”

“Ah si…? Y quien lo creó entonces?”

“Nadie, absolutamente nadie…”

“Ah, debe de haberse creado solo…”

“Exactamente, solito, sin intervención de ningún viejo barbudo”

“Ay, pero de donde sacó que dios es barbudo”

“Lo vi pintado en un retrato y tiene una pinta de despistado que no se la puede. Nadie con esa pinta puede crear todo lo que existe”

“Ahh, ahora se las da de sabelotodo. Y entonces quién lo hizo?”

“Ya le dije poh mamá, nadie. El viejo barbudo solo creó el cielo y es el único que está ahí esperando que alguien le haga compañía, pero al paso que vamos se va a morir esperando”

“No diga estupideces mi amor, dios es inmortal”

“Peor entonces, va a tener una larga, larga espera”

Mayo del  98

 

IR AL ÍNDICE DE “INVISIBLE PERO CIERTO”