Procesos

“Es difícil comprender lo que es un proceso. Los procesos son fenómenos que pasan por dentro, no es posible comprenderlo desde afuera. La historia es el proceso de las creencias humanas que van manifestándose en conductas y transformaciones en el mundo. Estamos en un momento de cambio histórico, de cambio de creencias y seguiremos diciendo que lo que vemos es increíble. Lo increíble es no darse cuenta de la profundidad del cambio que se vive.”

Silo,1992

Siempre me ha gustado esta frase porque explica claramente por lo menos un par de cosas. Una sobre los procesos y la otra sobre las creencias. Me interesa sobremanera comprender los procesos y más específicamente el proceso de nuestra historia humana.

El contexto de esta frase sobre un proceso tiene que ver con las explicaciones del porqué cuando se expone un pensamiento (desde mi perspectiva) sumamente coherente y de gran riqueza, siempre hay alguno que pregunta sobre cuáles son las ideas expuestas. El equivalente de esta extrañeza es después de un concierto preguntar al músico si hay música en su producción.

Claro, uno escucha esto y dice que es algo absurdo preguntar de ese modo y como puede ser que alguien con un mínimo de neuronas puede hacer tal pregunta. Pero resulta que es mucho más frecuente de lo que pensamos y revela algo mucho más interesante. La persona no escuchó la música a pesar de ser un concierto. Y eso sucede porque lo estructurado en la conciencia no corresponde al presente y tiene más que ver con las famosas creencias que se tienen y estas son creencias epocales que tienen una influencia enorme sobre nosotros.

Mas de cincuenta años atrás, un grupo de científicos decidieron estudiar la posibilidad de fusión nuclear y por supuesto el mundo científico y no científico le dijeron que eran unos soñadores y además, la fusión necesita mas energia entrando, que produciendo, debido a la alta temperatura en que ese fenómeno sucede, por lo tanto es una tarea imposible…

Todo esto fue dicho mientras nuestro sol y millones de otros soles en el universo están operando con una fusión nuclear que agradecidos estamos, nos da la posibilidad de existencia en nuestro planeta.

Entonces, a pesar de toda esta evidencia y de todo el estudio hecho por estas mentes privilegiadas, esa creencia básica epocal, sin conocimiento expandido sobre la física cuántica o la inteligencia artificial, se limitaba a “pensar” que solo se puede producir una reacción nuclear a través de la fisión y que si la fusión era posible, entonces no era viable económicamente. En otras palabras, es “prácticamente imposible”.

Hoy, tenemos reactores nucleares que operan por fusión y producen temperaturas más altas que las registradas en nuestro sol. Es el comienzo solamente y lo importante es que esta realidad es ahora parte de las creencias epocales y poco tiene que ver con la capacidad neuronal de las personas.

Claro, ha sido todo un proceso para llegar a este punto y por eso es importante estructurar lo que sabemos en términos de proceso. A todos nos queda claro que nuestras vidas son un proceso, especialmente si hacemos un pequeño esfuerzo en ver las distintas etapas biográficas y el tipo de creencias que existían alrededor nuestro.

Las palabras “imposible” e “increíble” son parte intrínseca del tejido de estos procesos y ambas revelan lo que se cree epocalmente y dicho nuevamente, no importa si la evidencia está en frente nuestro porque todavía no se ha “estructurado” como tal en la conciencia epocal.

Siempre me ha gustado mucho la historia de Newton (y no sospecho si es real o no) pero la imagen de un señor observando un árbol y una manzana cae al suelo, es muy querida para mi. Quizás cuantas manzanas no han caído por miles de años y lo más probable es que todas esas manzanas no produjeron ningún pensamiento en todos aquellos que las vieron caer. Pero no fue el caso de Newton, que probablemente su pasatiempo preferido era estructurar fenómenos, y por consiguiente termina formulando la ley de gravedad. Ahora, la ley de gravedad no es ninguna “cosa del otro mundo” y gracias a la comprensión de ella, la humanidad ha avanzado mucho. Es parte de nuestras creencias epocales.

Todo esto es válido para los procesos históricos y de la misma forma en que es válido para los “des-cubrimientos” de todo tipo.

Cuando las creencias epocales empiezan a tambalearse por el mismo proceso histórico que va avanzando en una forma no lineal, sino más bien espiralada y ascendente, entonces es cuando podemos intuir que lo que viene es un proceso de desestructuración en donde lo mejor del momento histórico sigue avanzando y lo que no sirve mucho, se derrumba, decae y se olvida. Estos son momentos “increíbles” no porque no sean creíbles sino porque nuestras creencias epocales interfieren en la correcta estructuración del fenómeno. Después de todo, Newton solo estructuró el fenómeno de manera diferente. El fenómeno de la caída de objetos había estado presente por miles de años en nuestra historia pero no se hizo evidente hasta que esa conciencia fue capaz de estructurar ese fenómeno desde una nueva perspectiva.

Creo que es muy adecuado en estos momentos, hacer un esfuerzo por entender que lo que estamos presenciando históricamente no es muy diferente a entender que muchas de las estrellas que vemos en las noches, ya desaparecieron hace bastante tiempo, pero recién las podemos ver porque la luz después de  miles de años las ha hecho presente. El futuro de la humanidad ya está aquí y lo que “vemos” es lo que ya se fue… 

Quien sabe que es lo que viene – o ya está -, pero viene…o está.

Portland, 5 de Enero, 2021